El crédito documentario es un mecanismo que facilita que los flujos de mercaderias internacionales minimicen su grado de incertidumbre. Mediante esta herramienta el exportador minimizará los riesgos de la operación, ya que el pago se realizará por una entidad de crédito lo que evitará evaluar la capacidad de pago de un comprador desconocido.

Un crédito documentario puede definirse como el convenio en virtud del cual un banco emisor a petición de un ordenante y de conformidad con las sus instrucciones se obliga a efectuar el pago a un beneficiario o autoriza a otro banco a efectuar dicho pago o autoriza a otro banco a negociar contra los documentos exigidos, siempre y cuando se hayan cumplido los términos y condiciones del Crédito. Este mecanismo tiene las funciones de instrumento de pago, de garantía y de crédito.